Según un estudio realizado por científicos de la facultad de Medicina de la Universidad Temple, una dieta que incluya aceite de oliva virgen extra puede preservar la memoria y ayudar a prevenir la enfermedad de Alzheimer.

La investigación concluye que el consumo de este producto reduce en los ratones la formación de proteínas beta-amiloides y de ovillos neurofibrilares, dos indicadores típicos de la enfermedad. Los ratones que habían consumido aceite de oliva tenían un estado de su memoria hasta un 40% mejor que los que no lo habían hecho.

El estudio. La investigación se ha relizado con dos grupos de animales, uno que comía la dieta normal de un ratón y otro que también recibía aceite de oliva. Se empezó cuando tenían seis meses de vida, alcanzando los 12 meses, que equivaldrían a unos 65 años en los seres humanos».

  1. Los ratones que habían consumido el aceite de oliva tenían un estado de su memoria hasta un 40% mejor que los del otro grupo. En el caso del aprendizaje de tareas, también observaron que los que habían consumido el producto eran más rápidos al aprender y podían recordar los detalles de las tareas, algo que el otro grupo no podía hacer.
  2. Al observar el cerebro de los ratones, vieron que los animales que habían consumido el aceite de oliva presentaban una drástica reducción en la cantidad de proteínas beta-amiloides y ovillos neurofibrilares (típicas en la enfermedad de Alzheimer).