El calor y la escasez de precipitaciones ha hecho que este año la aceituna haya madurado antes, y el inicio de la campaña se ha adelantado 15 días. El final del invierno trajo un abril caluroso que precipitó las floraciones de cereales, uva y oliva; a esto se añadió la sequía que se ha prolongado durante los últimos meses. Desde mayo casi no ha llovido, y el olivo de secano lo va a notar. Al igual que ha ocurrido con la vendimia, que se han recolectado menos kilos pero de calidad, con la aceituna puede que suceda lo mismo.

Estimaciones. Se calcula que este año se recogeran unos 21 millones de kg. de aceitunas en Navarra, un 16% más que en la campaña anterior, debido a un incremento en la recogida de olivas de la variedad autóctona empeltre. El total de la recolección navarra supondrá producir unos 4 millones de kg. de aceite de oliva.